No sabría decirte qué fue lo que me hizo conectar con la Generación Beat: quizá la libertad, las ganas de crear y vivir el momento o el increíble talento de muchos de sus autores. Desde que leí En el camino, he sentido una fascinación ridícula por ellos: por sus costumbres, sus gustos, su historia, sus aficiones.... por todo lo que les rodeaba. Pero hacía tiempo que no conseguía volver a sentir la emoción y la conexión que sentí la primera vez que leí la ópera prima de Jack Kerouac, hasta que me topé con Personajes secundarios de Joyce Johnson.

 Cuando sueles leer muchos libros al mes, llegas a acostumbrarte a la dinámica de leer y releer una historia tras otra. No me malinterpretéis: siempre se disfruta de los libros (al menos de aquellos que tienen una buena historia, unos buenos personajes o una perspectiva...

¡Yipa! Ya sabes, el típico banner obligatorio de Cookies. Si aceptas podré saber cuántas visitas reciben mis artículos.    A ver, cuéntame de qué va esto.
Privacidad